Posted by : Mario Mingüer jueves, 30 de diciembre de 2010

Pues sí, ya es 30, faltan un par de días, y ya me dio hueva jajajaja. Esto de revisar discos no es lo mío, o bueno, un poco. Pero vamos, hay otras cosas jajaja. En fin, otra de mis favoritas (¿se han dado cuenta que solo reviso a mis favoritas?) es esta banda alemana de Melodic Death Metal, Neaera. Me gusta su nombre, por eso los empecé a escuchar, por eso y porque en mi etapa Metalcore alguien los mencionó relacionados con un concierto de Heaven Shall Burn (quienes por cierto también sacaron otro disco, pero la verdad no lo escuché, les dejé de seguir la pista después de Iconoclast).


Muchos aún los relacionan con la escena Metalcore, pero lo cierto es que se movieron lejos de esa dirección desde Armamentarium, volvieron un poco cuando sacaron Omnicide, pero se volvieron a alejar con su nuevo material, Forging the Eclipse. Aún se escuchan sus influencias hardcore, en los breakdowns, en los gritos agresivos, pero eso es lo que más me agrada. A pesar de que podrían pensar que no es más que otra banda con miles de guturales, lo cierto es que es más bien unas doble voz, unos guturales muy bajos, y estos gritos agresivos. ¿Eso qué? Pues ese es su sello distintivo de la mayoría de las bandas Melodic Death, se oyen furiosos, agresivos, te dan ganas de gritar...


A pesar de eso, se podría decir que Neaera siempre fue una banda con influencias hardcore y siempre lo será, pero no importa, eso es lo que los hace tan grandiosos. Seguiré considerando que con este álbum hacen que sus 5 discos sean casi perfectos, ni una sola falla a lo largo de su carrera, esperamos que sigan así, en esa  línea que los hace tan pro. Aunque en mi opinión, nunca podrán superar Armamentarium, seguramente seguirán intentándolo. Y sí, ¡que se vaya al carajo el 2010!

- Copyright © 2013 Tyrant's Hell - Shiroi - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -