Posted by : Mario Mingüer viernes, 22 de octubre de 2010

En el que se relata lo escrito en el Libro del Destino, que anuncia todo lo que sucederá en nuestra sagrada Orden por siempre.

En los días del Gran Yog-Sothoth, y de nuestro señor Cthuluh, y siempre, en nuestra Orden hemos sabido todo aquello que ha sido y que será gracias a las nobles palabras de los viejos profetas que habían en tiempos de antaño. El primero fue Urgash-ton, y el segundo fue el impío sacerdote de Ulthar, y el tercero fue la madre Ilyth'la, y el cuarto fue ibn al-Salazin Abai, y cada uno de estos ha conocido el destino y lo que sucederá en tiempos futuros; y todas aquellas cosas de tiempos posyteriores quedaron escritas en nuestra Noble Orden, y en las horas de los ritos los sacerdotes las lee.


Antes de los primeros años, cuando la tierra es joven,
Y antes de que las estrellas brillen en la noche,
Una raza antigua de la noche llegará,
Y por el vacío cósmico volará.
Y aunque ni sentirá, ni oirá ni verá apenas,
Y morará en sombrías y lóbregas cavernas,
Será grande en la recién creada tierra para reinar,
Antes de que los dioses sueñen con la humanidad.

Y mientras la raza antigua se debilita en su hogar,
Nuevas criaturas llegan de Yith; un pueblo estelar,
Que la vence, y la encierra en cuevas,
Y de su tumba honda sella las puertas.

Son los más grandes de su historia,
Y la muerte no verá el fin de su gloria,
Porque vencerán a la parca, y existirán
Sin su acoso, y eternamente vivirán.

Y en esta Tierra habrá antiguos seres,
Viejos como la guerra entre sus reyes,
Que rinden homenaje al negro Tsathoggua,
Como lo harán luego al viejo Crom-yua.
Y llegarán otros seres de los cielos,
Para ocupar su lugar, y sucumbir luego
Ante razas posteriores, que detrás llegan
De lejanos mundos para unirse a la refriega.

Y mientras la Gran Raza persiste en su tierra,
Desde la antigua Yuggoth los primigenios llegan,
Para construir su nación y su arte de nuevo,
Porque serán ellos los que erijan los templos,
A antiguas deidades, como hacemos ahora,
Que vinieron antes de que la nieve traidora
Cubriera todas sus tierras, y les destruyera,
Dejando sin vida sabia a la Tierra entera.

---------------------------------------------------------------

De "El Manuscrito de Sussex", Fred L. Pelton.

- Copyright © 2013 Tyrant's Hell - Shiroi - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -